BENCHMARK / Tengo la convicción... - 22 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 757724493

BENCHMARK / Tengo la convicción...

Autor:Jorge A. Meléndez Ruiz
 
EXTRACTO GRATUITO

"Tengo la convicción de que...'

Se lo he escuchado a López Obrador muchas veces. Por ejemplo, ahora con la pésima estrategia de cerrar los ductos como primer paso en la lucha para eliminar el terrible cáncer del huachicoleo.

Casi siempre está convencido de que tiene la razón y que la estrategia que eligió es la correcta (relea "Matar al paciente"). Esta confianza no es privativa del Presidente, es muy común en todo tipo de líderes.

El poder y el éxito generan confianza y, por ende, el jefe persiste en su estrategia. Algo muy bueno si la ruta es la correcta. Pero algo muuuy peligroso cuando la persistencia se vuelve terquedad.

La terquedad mata precisamente en los momentos críticos, cuando se enfrentan amenazas que requieren flexibilidad.

Cuando mantener lo que nos hizo exitosos no es lo mejor. Cuando hay que cambiar de rumbo y elegir una nueva estrategia.

Muchas empresas han sufrido por esto. Por ejemplo, General Motors, que siendo líder indiscutible, fue viendo cómo pequeños competidores como Toyota introdujeron vehículos más eficientes primero y luego de mejor calidad para quitarle mercado. Y no se preparó.

O que tal Kodak, que tras inventar la fotografía digital fue borrada del mapa por ésta. O bien Blockbuster y Research in Motion (Blackberry), imperios que se derrumbaron en poco tiempo.

Y es que en el largo plazo la flexibilidad es clave para sobrevivir. Si no me cree, veamos los datos de Paul Ormerod en el libro (del 2005) "Por qué la mayoría de las cosas fallan".

"Hace casi un siglo aparecieron las primeras multinacionales. De las 100 más grandes de 1912 sólo 52 sobrevivieron y apenas 19 siguen entre las 100 mayores", señala.

En el 2010 la revista Inc. publicó un artículo titulado "7 características que pueden matar a su empresa". ¿Sabe cuál ocupa el primer lugar?

La terquedad.

"Los emprendedores (o los políticos, digo yo) se apasionan con sus ideas, algo que es crítico para su éxito. Pero si la pasión impide ser flexible y estar abierto a nuevas ideas, más vale preparar el ataúd para su empresa", advierte.

Ah, y por cierto, la segunda característica es prima hermana de la terquedad: la arrogancia. "Si cree que lo sabe todo, prepárese para un vuelo turbulento". Más claro ni el agua.

¿Por qué tanta terquedad si es obvio que el mundo cambia y se debe cambiar con él? Un artículo de The Atlantic cita al libro "Ecología Organizacional" de M. Hannan y J. Freeman, que maneja la hipótesis de que la inercia es un factor ambiental en las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA