Azota en la pared a su bebé y la mata - 16 de Mayo de 2012 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 370872262

Azota en la pared a su bebé y la mata

Autor:EL NORTE / Staff
 
EXTRACTO GRATUITO

Por presuntamente azotar contra una pared a su hija de 1 año 4 meses de edad hasta causarle la muerte, un joven fue detenido por agentes de la Policía Ministerial, en Pesquería.

Ximena Nahomi Bonilla Zapata estaba llorando y su papá, José Eduardo Bonilla Garza, de 24 años, la cargó de ambos costados para proyectarla contra la pared en tres ocasiones en distintos momentos.

La mamá de la bebé no se encontraba en el domicilio, porque Bonilla Garza la había mandado a comprar más cervezas, para ambos continuar bebiendo.

Tras asesinar a su hija, el presunto asesino aseguró que está arrepentido, pero consciente del castigo que merece por el crimen.

"Me desesperó que estuviera llorando. Sinceramente quería a mi hija y ahorita sé que no tengo perdón de Dios por lo que hice y sé que no importa lo que yo diga y lo que yo haga.

"Me arrepiento de lo que hice, pero mis palabras sé que no valen", expresó Bonilla Garza al ser presentado ayer en la Policía Ministerial.

El detenido confesó que la agresión la cometió a las 23:50 horas del domingo, y aunque la pequeña Ximena fue auxiliada posteriormente por su madre y llevada a la Clínica 67 del Seguro Social, ahí le notificaron que la niña llegó sin vida.

El crimen fue cometido en la casa donde la pareja, con Ximena y otro hijo de 3 años, tiene su domicilio, en la Colonia Colinas del Aeropuerto.

Bonilla Garza, quien dijo laborar como operador en la compañía Marinela, relató que el domingo desde las 19:00 horas estuvo ingiriendo cervezas afuera de su casa con su esposa, quien se dedica al hogar.

Cuando se les acabaron las bebidas, expresó, le pidió a su esposa que fuera a comprar más cervezas, y él se quedó en el domicilio, donde estaban su hijo y la bebé.

Narró que entró a la casa para cambiar la música que escuchaba y vio que Ximena estaba llorando, pero en vez de tranquilizarla, la asustó, provocando que la bebé se cayera de la cama.

Como continuó llorando, explicó, la cargó con ambas manos de los costados, y la golpeó en una ocasión de la espalda contra la pared.

Luego se salió con ella en brazos, para después volver a entrar a la casa a subir el volumen del radio.

Ahí volvió a golpear de igual manera a Ximena contra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA