Alejandra Rangel / Salvar lo humano - 28 de Julio de 2018 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 735632461

Alejandra Rangel / Salvar lo humano

Autor:Alejandra Rangel
 
EXTRACTO GRATUITO

El discurso del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, tanto hablado como escrito, está sujeto a interpretaciones que van más allá de la palabra y los enunciados.

El intérprete tiene que descifrar el contenido en ocasiones explícito o implícito en dicho mensaje, y revisar los impactos de su discurso respecto a los sentimientos y cambios sociales que reflejan los ancestrales problemas de México.

Sin tener la certeza de si va a cumplir con todo lo propuesto, por lo pronto ya se incrustó en el inconsciente colectivo un hálito que genera un viento de esperanza, al mencionar como objetivo de su Gobierno atender a los pobres y vulnerables.

No es que no se haya hablado de ello en otras campañas, pero ahora resulta imprescindible una toma de conciencia social en un país donde cerca del 50 por ciento de sus pobladores son pobres.

Además, el discurso de López Obrador provoca credibilidad, pues alguien que durante 12 años se ha dedicado a recorrer la mayoría de los pueblos de México no puede salir inmune después del impacto y convivencia directa con las necesidades de las familias.

Por lo pronto, el acercamiento a los más pobres y faltos de oportunidades empieza a cobrar presencia ante una ciudadanía indiferente, individualista y dedicada a los logros económicos, a las cifras macro de las empresas, al consumo y la moda. Y a unos políticos acostumbrados a simular el apoyo a las comunidades vulnerables como puesta en escena para sus campañas.

Hay quienes dirán que sin desarrollo económico el País tampoco estará en condiciones de hacer los cambios propuestos. Y es verdad, pero la atención a los más pobres es un deber de Estado y es tiempo de cumplir.

Como también urge posicionar la austeridad y controlar la increíble corrupción asentada en todas las esferas públicas y privadas del País. Los integrantes del Congreso de la Unión, tanto Senadores como Diputados y partidos políticos, deben reducir sus sueldos y prestaciones en un 50 por ciento y apelar a la honestidad.

¿Qué nos dicen estos pronunciamientos? ¿Qué significado tienen? Al menos un buen inicio: el sentido de los hechos ha cambiado y al hacerlo cambia también la mentalidad de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA