Adiós al galán - 23 de Abril de 2017 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 677660325

Adiós al galán

Autor:Marco Castillo
 
EXTRACTO GRATUITO

Gustavo Rojo era quizás el último galán de aquellos años en los que el cine mexicano se forjaba a base de grandes rostros y presencias que llenaban la pantalla.

En los 40 era un incipiente jovencito que apenas recitaba sus líneas, pero poco a poco fue adquiriendo experiencia hasta convertirse en uno de esas caras que merecían estar en primer plano.

Por su rostro casi perfecto y su impecable manera de vestir, al igual que su hermano Rubén Rojo figuró junto a grandes nombres como Fernando Soler, Sara García, Antonio Badú, David Silva y Domingo Soler, todos ellos con más nombre que él.

Cortesana, Cuando los Padres se Quedan Solos, Una Mujer con Pasado, Las Colegialas y Mamá Inés, fueron algunos de sus aciertos en cintas de los 40.

Así alternó con las actrices jóvenes de la época: Marga López, María Elena Marqués, quienes apenas despuntaban en escena, además de Meche Barba, Maria Antonieta Pons y Susana Guízar, ya colocadas como protagonistas.

El drama fue su especialidad, aunque tomó parte más adelante en exitosas comedias como Desnúdate, Lucrecia, junto a Silvia Pinal; Yo quiero Ser Tonta, con Rosita Quintana, y El Gran Calavera, encabezada por Fernando Soler y en la que se basaría la taquillera Nosotros los Nobles.

Tras colocarse en México fue requerido en España, Italia y hasta en Hollywood, para estar en producciones épicas o dramáticas.

Así fue como llegó a sus manos Alexander the Great, actuando nada menos que junto a Richard Burton. Filmó también The Miracle, con Roger Moore, y Genghis Khan, con Omar Sharif, entre otras grandes producciones.

Hizo también con Lola Flores la musical María de la O; Parque de Madrid, con Fernando Rey, y La Tirana, con Paquita Rico.

Enumerar los mejores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA