Adiós al buen humor - 10 de Enero de 2019 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 754584949

Adiós al buen humor

Autor:Lorena Corpus
 
EXTRACTO GRATUITO

Su carisma como actor y locutor hizo que Juan Ramón Garza se ganara un lugar en el teatro local y programas de televisión, y aunque por cuestiones de salud dejó su profesión en el 2010, nunca perdió esa chispa en la vida.

Así lo recuerda su viuda, Amira Barquera, quien confirmó que el deceso de Garza ocurrió ayer a causa de una neumonía, luego de pasar 10 días en la Clínica 2 del Seguro Social.

Aún en su silla de ruedas, al actor que tuvo una vida laboral de más de 40 años, se le vio contento en los homenajes y obras de teatro a las que acudía ya como público el año pasado.

"Siempre conservó el buen humor, gracias a Dios. Hasta el sábado antes de que lo hospitalizaran, estuvimos platicando y cenando unas quesadillas. Estuvo bromista, como siempre", indicó la esposa de quien fuera conductor de Aficionados, famoso por su frase: "¡Pásale, pariente!".

Garza, quien inició su carrera artística al lado del desaparecido José Marroquín Leal, "Pipo", dejó de existir a los 74 años de vida, le sobreviven sus dos hijos, Tadeo y Juan Antonio; cuatro hermanos: Martha, Juan Luis, Ricardo y José.

"Fue el 4 de enero del 2010 que tuvo el problema a causa del aneurisma que se le reventó, un accidente vascular cerebral, eso le cambió todo. Fueron nueve años, estuvo en silla de ruedas, y quedó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA