Tamaulipas, opción cercana y muy diferente (III) - 18 de Abril de 2000 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78058320

Tamaulipas, opción cercana y muy diferente (III)

RESUMEN

Semana Santa Totalmente turístico por sus fronteras, sus playas y sus parques ecológicos, el estado de Tamaulipas implementó esta Semana Santa un operativo importante para proteger a sus visitantes, sin embargo, si usted viaja por su red carretera coopere con las autoridades respetando las señales, la velocidad y teniendo en cuenta el tráfico de carga.

 
EXTRACTO GRATUITO

Tercero de una serie

REYNOSA

Tramos de la muerte: Las principales carreteras federales de Reynosa, que son las que la conectan con Monterrey y Matamoros, tienen escasa señalización y sus "tramos de la muerte" han sido escenario de accidentes mortales, informó Octavio Gutiérrez Orozco, segundo comandante de la Policía Federal de Caminos aquí.

Aunque ambas vías tienen largos tramos de autopista de cuota, y los tramos libres están bien pavimentados son las que más accidentes registran de toda la red carretera federal del estado, dijo Gutiérrez.

"El problema de estos tramos es la falta de señalamientos, de señales reguladoras de la velocidad, por ejemplo en el ramal al puente internacional Reynosa-Pharr y todo el tramo de autopista a Matamoros, si no hay avisos la gente menos le baja", indicó.

De toda la red, en la zona urbana del libramiento Monterrey-Reynosa-Matamoros es donde más atropellos ocurren al año por ser zona de cruce peatonal de miles de trabajadores de la industria maquiladora.

Las dos vías tienen todos los servicios básicos: Teléfono, sanitarios, áreas de descanso y patrullaje.

De las autopistas se puede decir que la Monterrey-Reynosa cobra 202 pesos, tiene vigilancia de los Angeles Verdes y que en los kilómetros 98 y 202 hay servicio de restaurante, mientras que la Reynosa-Matamoros cobra 34 pesos a los vehículos sencillos de dos ejes.

TAMPICO

Baches con carreteras: La única ruta para internarse desde Tamaulipas al estado de Veracruz tiene tantos baches como estrellas tiene el cielo.

El camino accidentado que va de Villa González a Cerro Azul, en Veracruz, no ha tenido en 30 años un programa de reconstrucción y año con año, antes de la temporada de vacaciones, personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes rellenan de asfalto los baches de este trayecto, pero el efecto dura poco y tráfico y temperatura vuelven a abrirlos.

En la carretera 180 Matamoros-Puerto Juárez los problemas se ubican en entre los kilómetros 160 al 164, entre Villa González y Ozuluama, de acuerdo a la comandancia de la Policía Preventiva de Caminos.

"Los automovilistas, por evitar los baches, provocan colisiones en este tramo", dijo Contreras Nava, oficial de la corporación.

Las lunetas y peraltes (la inclinación de la carretera en zona de curvas) son seguras y bien diseñadas, explicó Contreras, pero la mala calidad del material es factor de accidentes en esta región.

De ahí fue raro que el año pasado se registraran 600 accidentes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS