Sufren el luto perpetuo - 5 de Mayo de 2011 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 274317307

Sufren el luto perpetuo

Autor:Daniel de la Fuente
RESUMEN

Crónica: El adiós a mineros de Sabinas, Coahuila. Sepultan a 5 mineros que mueren en pozo; les canta un trío sus canciones favoritas

 
EXTRACTO GRATUITO

Enviado

SABINAS, Coah.- Como si nunca se hubiera ido, el duelo volvió a estar presente en los pueblos de la Región Carbonífera.

Esto podría concluirse durante la despedida a Isaías Valero Pérez en el Panteón Santiago, en la orilla del municipio de Sabinas, Coahuila. El hombre llevaba 32 años de minero y tenía poco de laborar en el Pozo No. 3 de la empresa Beneficios Internacionales del Norte (Binsa) cuando un estallido la mañana del martes acabó con su vida y, de confirmarse, con la de 13 compañeros.

El hombre era el primero de cinco mineros que serían sepultados ayer en aquella zona repleta de siniestros bajo la tierra.

La tarde hervía cuando el ataúd cerrado de Isaías era rodeado por sus padres, su viuda, sus cuatro hijos y el mismo número de nietos. Amigos de la familia y compañeros mineros contemplaban silenciosos la despedida, acompañada por los acordes del trío Hermanos Martínez, los mismos que muchas noches acompañaron a Isaías y a sus amigos, después de sus jornadas, en sabrosas veladas en el Bar Llamas.

"Nos reuníamos seguido ahí. Comíamos guisos, cabritos, y luego cantábamos con el trío", recuerda melancólico y a lo lejos de la despedida, recargado en una camioneta, su hermano Pedro, minero como Isaías.

Ambos ya habían perdido a un hermano en otro pocito, sucursales de la explotación y la inseguridad laborales en la Región Carbonífera de Coahuila.

"Lo vamos a extrañar, cómo no. Yo lo voy a extrañar mucho...", musita el hombre, mientras juega con una de las flores que arrojaría a la última morada de su hermano.

Al ritmo del acordeón, el bajo sexto y el contrabajo, y entre llantos ahogados, a Isaías se le dio el adiós con piezas como "Los sauces llorones", "Amor eterno" y "Aventé mi amor al río", su favorita.

Más tarde llegarían a ése y al Panteón San Fernando, cercano al lugar, los restos de Francisco Reyes García Cruz y Julio César Reséndiz Domínguez. Jóvenes, el primero dejó una niña de 7 años y uno de 3, en tanto el segundo no pudo acompañar en su vida a una niña que hoy tiene 4 años.

Héctor, hermano de Francisco Reyes, lamenta la suerte del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS