'A ellos les sobraba vida' - 29 de Julio de 2011 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 308351598

'A ellos les sobraba vida'

Autor:Daniela Rea
RESUMEN

Crónica: Diálogo en el Alcázar. Historias de violencia y promesas a medias fueron expuestas en Chapultepec

 
EXTRACTO GRATUITO

MÉXICO.- El rostro de los legisladores se fue transformando a lo largo del encuentro con las víctimas de la violencia.

De la cara dura por el regaño de Javier Sicilia -"ustedes son responsables de este dolor"-, al rostro compungido por las lágrimas de Gabriela Cadena, quien contó cómo su hijo y sus amigos adivinaban los minutos que les quedaban de vida al presenciar el asesinato del otro.

En el Alcázar del Castillo de Chapultepec, los legisladores fueron acorralados por las víctimas, aunque aquéllos esquivaron su responsabilidad con un "sí" a medias.

"Sí, pero llevaremos estas propuestas a nuestros compañeros de bancada para debatirlas", dijo Manlio Fabio Beltrones. Y los integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad les insistían: "Dígannos cuándo".

En el Castillo de Chapultepec, Gabriela Cadena y Javier Sicilia recordaron cómo sus hijos Gabriel y Juan Francisco fueron asfixiados hace cuatro meses.

"No hay día en que no piense en el sufrimiento y el dolor de mi hijo y sus amigos en sus últimos momentos, cuando conocieron una maldad que no habían imaginado, cuando los iban matando uno por uno, a ellos, a quienes les sobraba la vida y la amistad", dijo la mujer. Sicilia le tomó la mano y lloraron juntos. Cada palabra de ella recordaba al periodista su propia tragedia.

La familia de Gabriela, ahogada en deudas, solicitó apoyo a Presidencia, quien remitió su petición foliada con el número 12606375 a Pymes para que pidieran un crédito. La familia lo pidió y ahora también lo deben.

Un coro que se escuchó a lo lejos llamó la atención de los fotógrafos y camarógrafos.

A mitad de la reunión entre víctimas y legisladores, corrieron a las ventanas del Alcázar para retratar lo que suponían sería una protesta. No. Eran cadetes que marchaban en una rutina diaria y entonaban sus marchas al ritmo del trote.

El día de ayer el Castillo de Chapultepec tuvo una jornada normal.

A diferencia del encuentro con Felipe Calderón, que se suspendió el acceso al público y se colocaron tres filtros de seguridad, en esta ocasión los turistas tuvieron libre acceso y se asomaban a la reunión.

Algunos huían con las intervenciones de los legisladores. Otros se quedaban estupefactos con las historias de los desaparecidos. El terror de otro México se asomó en sus vacaciones.

En esta ocasión, a diferencia del encuentro con Calderón, donde fueron escaneados por los filtros de seguridad, los familiares de muertos y desaparecidos pudieron...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS