Sergio Sarmiento / Previo al debate - 25 de Abril de 2000 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78060829

Sergio Sarmiento / Previo al debate

Autor:Sergio Sarmiento
 
EXTRACTO GRATUITO

"Es mejor debatir una cuestión sin resolverla que resolver una cuestión sin debatirla".

Joseph Joubert

El debate del 12 de mayo selló el resultado de la elección presidencial de 1994. El triunfo de Diego Fernández de Cevallos, quien se encontraba detrás de Ernesto Zedillo y de Cuauhtémoc Cárdenas en las encuestas de opinión, garantizó la victoria final de Zedillo. Diego creció con el debate y desplazó a Cuauhtémoc en el segundo puesto, pero no pudo ya remontar la ventaja del priísta.

Hoy la situación puede ser distinta. El panista Vicente Fox, considerado el mejor polemista de los tres punteros, llega al debate en un sólido segundo lugar, a unos cuantos puntos porcentuales del priísta Francisco Labastida. Un triunfo contundente podría colocarlo en primer lugar.

Labastida no es un político que se distinga por su habilidad como polemista. El año pasado sostuvo un debate con los otros tres aspirantes a la candidatura presidencial del PRI y los resultados fueron más bien decepcionantes para sus simpatizantes. Roberto Madrazo, por su agresividad, fue visto como ganador por los amantes de los debates convertidos en riñas callejeras. En el campo de las ideas, en cambio, Humberto Roque brilló sobre los demás.

El hecho de que hoy participen seis candidatos en el debate beneficia al priísta. Para que un candidato pueda obtener un avance importante en este tipo de foros es importante que se le perciba como claramente superior a todos sus rivales. Esto es relativamente fácil en una discusión con sólo uno o dos competidores. Pero cuando participan seis el despegue se vuelve más difícil cuando no imposible. El que no haya un ganador claro favorece naturalmente al candidato que se encuentra en primer lugar en las encuestas.

La rigidez del formato tiende también a favorecer al puntero Labastida. Más que un debate, es muy probable que hoy en la noche veamos una sucesión de breves discursos políticos de los candidatos. Incluso estará prohibido el uso del instrumento fundamental de la televisión para dar emotividad a las polémicas: la toma de reacción. Lo único que veremos será la expresión del candidato que tenga la palabra.

Fox y Porfirio Muñoz Ledo han demostrado ser los mejores polemistas entre los actuales candidatos a la Presidencia de la República. Son quienes tienen la habilidad de ofrecer el ataque cuestionante o la frase memorable de los que se nutren los modernos medios de comunicación. Si alguien tiene la posibilidad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS