Sale mal librado titular de Seguridad - 24 de Junio de 2011 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 284643095

Sale mal librado titular de Seguridad

Autor:Mayolo López
RESUMEN

Crónica: La jornada de García Luna

 
EXTRACTO GRATUITO

MÉXICO.- Genaro García Luna se apartó lo más que pudo de la figura del periodista que le había exigido al Presidente de la República pedir perdón por las muertes de la guerra contra el narco.

Quería pasar desapercibido y, en su camino, se le apareció Brandon Peluffo Muñoz, un niño de seis años cuyo tío, el teniente de Infantería Miguel Orlando Muñoz Guzmán, permanece desaparecido desde el 8 de mayo de 1993.

La criatura le vino como anillo al dedo: el Secretario de Seguridad Pública se agachó y conversó con Brandon unos dos minutos. Al otro lado de la mesa, Javier Sicilia besaba la mano de Margarita Zavala, esposa del Presidente Calderón, obsequiaba un abrazo a la Procuradora General de la República, Marisela Morales, y se acercaba al Secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix.

García Luna fue el único miembro del séquito presidencial que evitó a Sicilia, el escritor católico que en el Zócalo había exigido su remoción.

El hombre que, cargando la cruz de su hijo, ha hecho del viacrucis una forma de vida, fue acogido, con excepción del responsable de la Policía Federal, por todos en el Gobierno, de arriba para abajo: del Presidente Calderón hasta su secretario particular, Roberto Gil, pasando por el titular de Educación Pública, Alonso Lujambio, y por el portavoz gubernamental, Alejandro Poiré.

En capilla, sonrojado a ratos, García Luna salió mal librado del ejercicio de diálogo que en el Castillo de Chapultepec protagonizaron el periodista y el Jefe del Ejecutivo.

Víctima de la violencia, la que ha dejado un reguero de "bajas colaterales", la señora María Herrera espetó a Calderón el dolor que le embarga.

"Mis hijos son personas honestas y trabajadoras y fueron víctimas de esta guerra, y como ellos existen miles", denunció Herrera, que carga con el infortunio de la presumible muerte de dos de sus hijos y la desaparición de otros dos que fueron detenidos en un retén militar cuando buscaban a los suyos.

"El primer caso lo conoce la licenciada Marisela (Morales) porque estuvimos con ella y de ahí lo desecharon, sabiendo de antemano que era de delincuencia organizada... estuve también en las oficinas del señor Genaro García Luna y de igual manera no tuve resultados. Ahora estoy aquí con mi dolor y representando el dolor de todas las madres mexicanas".

A instancias del Presidente, García Luna tomó el micrófono para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS