Paul McCartney: Anécdotas de un Beatle I - 22 de Noviembre de 2000 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78180395

Paul McCartney: Anécdotas de un Beatle I

RESUMEN

Estos son fragmentos del capítulo donde Paul McCartney describe los detalles de su niñez y su vida en el grupo

 
EXTRACTO GRATUITO

Primero de una serie

Nací en el Hospital de Walton el 18 de junio de 1942. Mi madre era enfermera y procedía de Fazakerley, Liverpool. Mi padre nació en Everton y era un vendedor de algodón que dejó los estudios a los 14 años. Mi madre era católica, mi padre protestante. Se casaron bastante tarde y me tuvieron cuando rondaban los 40.

De niño, Liverpool eran tranvías. Llegabas al final del trayecto y el conductor iba a los mandos del otro lado y te llevaba de vuelta. Había vestigios de la guerra por todas partes. Jugábamos mucho en los solares arrasados por las bombas y crecimos pensando que "solar" significaba más o menos "parque infantil". Nunca los relacioné con los bombardeos.

"'¿A dónde vas a jugar?' Abajo, donde las bombas". Decíamos cosas como "neurosis de guerra" sin reparar nunca en su verdadero significado. Siempre había un tipo con uniforme de desmovilización que andaba por ahí haciendo tics. La gente preguntaba: "¿Qué le pasa? 'Ah, tiene neurosis de guerra'".

Iba mucho a los muelles. Me inspiran un sentimiento muy romántico.

A mucha gente no le gusta el colegio. A mí no me volvía loco, pero tampoco me desagradaba y a veces me divertía mucho. Me interesaba la literatura inglesa porque teníamos un buen maestro. Lo que no me hacía gracia era que dijesen lo que debía hacer.

De pequeños íbamos a la escuela dominical. A mi madre le gustaba que asistiéramos. No hacíamos mucho más en cuanto a religión. Naturalmente, todo el mundo hacía lo normal, como cantar el himno en la asamblea escolar de las mañanas. Gracias a eso acabaron por gustarme muchos himnos.

Desarrollé mi filosofía religiosa en la punta del muelle. Era como el Speakers' Corner. Los católicos siempre estaban discutiendo con los protestantes. Nunca se ponían de acuerdo, aunque ambos eran cristianos. El problema irlandés, el problema de Oriente Medio, todo se reduce a eso.

Mi padre tenía instinto musical. De más joven había tocado la trompeta en una pequeña banda de jazz. En los 70 desenterré una foto que alguien me había dado y aparece él delante de un gran bombo. Esa foto nos dio la idea para Sgt Pepper: The Jimmy Mac Jazz Band. Mi padre está ahí sentado, a los 24 años, de esmoquin y con mi tío Jack al lado. Tío Jack tocaba el trombón. Todo era muy familiar.

Mi padre tocó la trompeta hasta que se le cayeron los dientes. Después lo intentó con el clarinete, pero era un desastre y nos reímos de él. En casa solía tocar el piano. Siempre...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS