Leer es contagiarse - 30 de Abril de 2003 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78466165

Leer es contagiarse

Autor:Lex Luthor
RESUMEN

Tintero Estudiantil

 
EXTRACTO GRATUITO

En los pasillos de la facultad, cuando hay una hora libre, busco un lugar apartado del bullicio para abrir un libro. Esa imagen es mi carta de presentación para algunos maestros, aunque no soy el tipo de cerebrito oculto detrás de las mesas de la biblioteca, como muchos suelen imaginar.

Me encanta el futbol soccer, y como otros tantos en esta ciudad, sigo en las buenas y en tooodas las malas a los Tigres.

Estoy en el equipo del salón y participo en los torneos internos. Soy portero y realmente me disgusta perder.

Una vez leí por internet la biografia de Albert Camus (el que escribio "La Peste"), y encontré que el había sido portero en su niñez. También leyendo el periódico me di cuenta que Trino le va al Atlas y que lee mucho.

Poco a poco he ido conociendo diferentes autores. A decir verdad, desde la prepa descubrí algunos que me parecen muy cercanos.

Uno de ellos es Gustavo Sainz, escritor que desde los anos 60 se le considero como parte del movimiento llamado "de la onda".

Les llamaron asi porque fueron los primeros en México en escribir con su mirada, sin ninguna pretension mas que hacer literatura de lo cotidiano.

Junto a Sainz están Jose Agustin y Parménides García Saldaña, este último murio muy joven, pero dejo un libro muy aceptado que se llama "El Rey Criollo".

La primera novela de Gustavo Sainz, que leí en prepa, es "Gazapo", me la prestó Sofia, quien es hoy mi novia, y conocí una mañana en la cafetería. No puedo dejar de pensar que existen almas gemelas: con ella, las charlas siempre han sido genuinas y hasta interesantes.

Meses despues de que la conocí, le pedí que fuera mi novia. Le escribi en una tarjeta una frase de Sainz que dice: "...de pronto salia ella con su llama y su voz".

.Quieres ser mi llama y mi voz?, le pregunte.

Parece muy cursi decirlo de esa manera, pero las palabras de otros en esa tarde, a la salida del cine, funcionaron.

Ahora, aunque estamos en distintas facultades, seguimos teniendo cosas en comun como gastar el tiempo y el dinero en las librerias o pelearnos la palabra para leer algun libro de poesia a viva voz.

Leer es contagiarse con un virus de conocer que, tal parece, no tiene vacuna.

Pero eso nos ha hecho madurar bastante a los dos, más de lo que imaginé.

Puedo decir que Gustavo Sainz es mi escritor de cabecera. Poco a poco me he ido interesando más en sus libros, como "La Princesa del Palacio de Hierro" y "A la Salud de la Serpiente".

Hace unas semanas, cuando anunciaron el cierre de la librería...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS