Javier Livas / Caballitos amaestrados - 30 de Julio de 2011 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 308488874

Javier Livas / Caballitos amaestrados

Autor:Javier Livas
 
EXTRACTO GRATUITO

Vivimos un mundo caótico. Por todas partes se tambalean o se estrujan las estructuras creadas para construir un mundo predecible. Antes era un carrusel que iba dando vueltas y vueltas, generando prosperidad y riqueza en cada vuelta, con un Gobierno meramente encargado de meter a varas a los caballitos alebrestados.

El motor propulsor del mundo predecible era la iniciativa privada. La historia le levantó el brazo al ganador. El mundo entero dejó las ideas socialistas de la economía dirigida desde un búnker, ya fuera en el Kremlin o en Santiago de Chile. Las ideas marxistas fueron al "paper shredder".

El éxito del mundo predecible generó el mundo complejo. La magia de la creatividad impulsada por la iniciativa privada generó un mundo caótico, hipercomplejo y quien no se adapta cae bajo los cascos de los caballos. Explicablemente, las grandes empresas actuales son las de las comunicaciones, la computación y el software. Son las gigantes mundiales del mundo digital como Google, Apple y Microsoft. Y falta que lleguen de lleno otras que vienen atrás, las de la revolución de la biofísica que nos permitirá diseñar humanos más fuertes, inteligentes... casi dioses ¿inmortales?

Las repercusiones sociales de esta revolución de la información no se han hecho esperar. Por lo pronto, con mucha participación y sin mucha sangre, un ramillete de países árabes han cambiado de Gobierno. Hace 20 años hubo una primera oleada anticipatoria: la caída del Muro de Berlín y de la Unión Soviética. Mención especial merece la caída del PRI, que fue la estrella de las dictaduras gracias a su habilidad para disfrazarse de lo que no era. El régimen de Castro ha podido sobrevivir como reliquia del mundo al que se le dijo adiós.

La revolución de la información, la era digital, llegó para quedarse un buen rato. En la curva "S" de la innovación va apenas en el despegue inicial, le falta mucho para la madurez y más para la obsolescencia.

Esta revolución está pegando fuerte a las estructuras de gobierno. Aun los gobiernos basados en libertad extrema como los Estados Unidos están siendo presionados. Por más que son sistemas abiertos, se topan con un diluvio de presiones que los hacen pandearse al punto de la ruptura. A los Estados Unidos les llegó a través de la crisis de la deuda interna y externa. La capacidad computacional para hacer transacciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS