Germán Dehesa / Un cuento chino - 4 de Julio de 2007 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 79051987

Germán Dehesa / Un cuento chino

Autor:Germán Dehesa
 
EXTRACTO GRATUITO

Sacrificarse tiene a veces sus recompensas. Ayer me quejaba amargamente de ser, frente a un pueblo en fuga, alguien que tenía que haberse quedado a atestiguar puras trivialidades y a comentar noticias de escasa o nula trascendencia.

Mi trabajo lo veía yo como un largo ejercicio de resignación. En eso estaba, cuando en la pantalla vi con toda claridad mi salvación: El Chino. Zhenli Ye Gon se llama este personaje que hubiera hecho las delicias de Bernal y su "Complot Mongol". Tal como lo vimos en la tele, paseando con todo cinismo en Nueva York, mientras su señora está en el bote (a lo mejor no está tan mal esta fórmula: entambar a la señora y luego irse a pasear ha de ser un deleite que sólo los chinos más perversos han de disfrutar).

Pues ahí lo tienen. Ya era la noche y estaba yo aburridísimo de tanto ver futbol de dudoso origen. Entonces apareció López Dóriga y nos anunció que hablaría el dueño de esa cantidad estúpida de dólares que habían sido encontrados en una casa de Las Lomas y que habían despertado los sueños de tantos. Pues nada. La Interpol que, según la nota, es peor de babosa que la policía municipal de Tláhuac, o que el escuadrón de charros montados que hacen su luchita contra la delincuencia organizada allá en La Alameda Central; bueno, pues la Interpol ya tenía localizado a un chino mexicano que respondía a las puntualizaciones del pedimento que hizo nuestra Procuraduría.

Él era Zhenli Ye Gon y el único problema de identificación es el de cualquier chino: les pones un bisquet al lado y todos resultan igualitos.

Pues ahí estaba encantado de la vida paseando por Nueva York y presumiendo de un inverosímil pasaporte mexicano que no me explico quién pudo atreverse a otorgárselo hablando como habla un idioma que, por supuesto, ya no es chino; pero que mucho menos es español.

Con oírlo hablar 30 segundos sale uno de dudas y se establece el diagnóstico: éste no es mexicano, pero ni a mentadas de madre. Quien llevó la voz cantante porque es el único que se sabe la historia completa fue López Dóriga.

Según esto, hace meses que la Interpol lo localizó y giró orden de aprehensión contra Zhenli Ye Gon, misma...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS