Gabriel Zaid / Avances incomprendidos - 31 de Julio de 2011 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 308554510

Gabriel Zaid / Avances incomprendidos

Autor:Gabriel Zaid
 
EXTRACTO GRATUITO

El Banco Interamericano de Desarrollo, desde que fue presidido por Antonio Ortiz Mena, tuvo un Programa de Pequeños Proyectos (1978). Con tanta experiencia, ya debería saber cómo analizarlos. Sin embargo, hace poco difundió un boletín extraño, glosado en los periódicos; por ejemplo: "Son carísimos los microcréditos" (EL NORTE, 16 de mayo pasado). Otros periódicos subrayan lo mismo. Pero si se acude al documento original, tardíamente boletinado ("Microfinanzas en América Latina y el Caribe: El sector en cifras", octubre 2010, disponible en la web), se puede hacer un mejor análisis de las mismas cifras.

De 2001 a 2009, el número de instituciones microfinancieras subió 18 por ciento al año: de 184 a 685; el de sus clientes, 25 por ciento al año: de 1.8 a 10.5 millones; y el monto de su cartera de créditos, 34 por ciento al año: de 1.2 a 12.3 millones de dólares. ¿Cómo explicar tamaño éxito? ¿Cómo ponerse a llorar por unos créditos tan caros que tienen una demanda galopante? Los bancos centrales suben las tasas de interés para frenar la economía. ¿Cómo puede ser que la economía microempresarial acelere con créditos "carísimos"?

En el mismo periodo, el microcrédito promedio aumentó de 659 a mil 178 dólares, lo cual no necesariamente es una buena cosa. Salta a la visita en el Cuadro 2 que, dejando aparte el tamaño de los países, los que dan créditos más pequeños son los que más clientes tienen. Atienden sectores de menor capacidad económica. Bajan hasta niveles donde los otros no llegan, o no quieren llegar, porque atender necesidades muy pequeñas es más difícil y costoso. Afortunadamente, en México el microcrédito promedio fue el más bajo de América Latina: 328 dólares en 2009; no mil 178 como en el conjunto latinoamericano. Esto es positivo y cuadra con otra cifra positiva: México es el país que más clientes atiende (2.3 millones).

Pero los llorones profesionales ven negativamente lo que es un éxito. Arguyen que "Las microfinancieras de México son las entidades que menos prestan en América Latina, pese a que son las que tienen tasas más altas". Esta crítica no se entiende. Si se refiere al volumen total de créditos, México está por encima de la mayoría de los países. Si se refiere al número de clientes atendidos, México es el país número uno. Si se refiere al tamaño de los créditos, es verdad; pero ¿a qué viene el "pese"?

Hay promociones comerciales en las cuales se ofrece un producto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS