FRICASÉ / 'Tripifia' - 29 de Agosto de 2016 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 647756745

FRICASÉ / 'Tripifia'

Autor:El Abogado del Pueblo
 
EXTRACTO GRATUITO

No es de todos los días que, intentando un toque de bola para quedar bien con la afición, un Presidente mexicano acaba provocando un ¡TRIPLE PLAY!

Tal es el caso de Enrique Peña, quien en escasas 24 horas cometió TRES errores garrafales, que mucho perjudicarán su de por sí percudida imagen.

Cuando un Presidente (en México, en China y en la Cochinchina) ostenta un elevado índice de aprobación popular, su margen de maniobra es muy amplio y dispone de un acervo de buena voluntad creado que amortigua cualquier pifia o error que cometa.

Al revés, si su aprobación es baja, se ESTRECHA sobremanera el margen de maniobra.

La gente no está contenta con el mandatario y no le perdona nada, ni le concede el mínimo beneficio de la duda.

En este segundo caso es en el que se encuentra el Presidente Peña: con aprobación bajísima, apenas superando el 20 por ciento, carece por completo de campo de maniobra, tiene que cuidar mucho el no cometer más errores o evitar a cualquier costo encabritar más a la población.

Siendo esto así, nos parece inexplicable que el Presidente se arroje al precipicio como Niño Héroe enredado en la bandera del cinismo... en la de "¡chiflen su máuser, ciudadanos!, que poco o nada me importa lo que piensan o lo que quieren".

Primer error: ratificar a su cuate Alfredo Castillo al frente de la Conade a su regreso de Brasil, después del escándalo que protagonizó llevando a su NOVIA y a un grupo de turistas amigos, que ocuparon lugares que se pudieron haber destinado para terapistas, psicólogos, masajistas, médicos y personal que hubieran apoyado a nuestros deportistas.

"¡Sí sabe de deporte!", exclamó el Presidente cuando lo ratificó, retador y desafiante. Saber de deporte y ser experto en el deporte son dos cosas muy diferentes. Además, los cuestionamientos a Castillo tienen que ver con el ABUSO de su puesto para beneficio personal y, al mismo tiempo, demostrar un pésimo criterio.

O lo que es lo mismo: carencia de buen juicio.

Mucho indignó a la ciudadanía lo que hizo Castillo en Brasil (ya no digamos lo que hizo en Michoacán como "Comisionado de Paz"), de manera que al ratificarlo tan orondo y retador el Presidente Peña se está haciendo copartícipe de las actuaciones de Castillo y ECHÁNDOSE encima el descontento de los mexicanos producto de nuestros mediocres resultados en la Olimpiada de Río (y del despapaye que dejó en Michoacán).

Sí sacamos unas medallas, claro, pero éstas -y así lo siente el pueblo-...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS