Es un chico bipolar - 24 de Agosto de 2013 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 456228202

Es un chico bipolar

Autor:Roberto Ramírez
 
EXTRACTO GRATUITO

Lo que en esencia es el mismo auto, un simpático e inofensivo cinquecento, cambia radicalmente de carácter de una versión a otra. Así, un 500c by Gucci y un 500c Abarth son completamente diferentes en manejo y desempeño, por más que sus carrocerías sean la misma con su techo de lona plegable que se abre en segundos para dejar pasar los rayos del sol.

La gran diferencia no la hacen únicamente los elementos estéticos, muy notorios en ambos casos. La edición preparada especialmente por la firma de lujo italiana Gucci tiende a ser elegante, con detalles sutiles pero efectivos, mientras que en la versión Abarth lo más importante no es como se ve, sino lo que puede hacer.

PARA 'FASHIONISTAS'

No hay duda. Los Fiat 500 y 500c by Gucci son autos ideales para aquellos que van de la mano con las tendencias y se toman muy en serio los detalles.

Si llevar una bolsa con la firma Gucci, usar unos zapatos, o un reloj, de esa marca de lujo fundada en 1921 en Florencia, Italia, son desde entonces sinónimos de estatus y buen gusto, manejar un cinquecento especialmente decorado por la firma italiana es poner el estilo en movimiento.

Su motor es un 4 cilindros 1.4 litros Multiair de 101 caballos de potencia y 98 libras-pie de par motor, cifras más que suficientes para darle soltura a un pequeño auto que apenas pasa de los 3.5 metros de largo y de la tonelada de peso.

Más aún, su caja automática de 6 velocidades con modo manual Autostick desde la palanca permite aprovechar hasta el último caballo de potencia si así se quiere.

Además el modo de conducción "Sport", que se activa mediante un botón, predispone al auto a responder más rápidamente y es muy notorio como se sensibiliza más el acelerador y se endurece la dirección.

Pero la versión by Gucci del 500 no fue pensada para romper récords en pista, sino para atraer miradas por donde vaya.

Los detalles decorativos de Gucci están en los rines de 15 pulgadas, en los estribos, en los postes "B", en las vestiduras de piel, en los cinturones de seguridad, en el volante y en la palanca de velocidades; son sutiles, pero es que el lujo es así, discreto.

Con carrocería normal (hatchback 3 puertas), el 500 by Gucci cuesta 314 mil 900 pesos, y en su variante cabrio con toldo de lona eléctrico en color negro con las franjas verdes y roja de Gucci, el precio es de 349 mil 900 pesos; la única diferencia entre ambas versiones es el toldo removible.

CON SANGRE DE CARRERAS

Karl Abarth, o Carlo Abarth como se le...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS