Entrevista / Odei Zabaleta / Voluntad de acero - 10 de Julio de 2011 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 289272238

Entrevista / Odei Zabaleta / Voluntad de acero

Autor:Cecilia Núñez
RESUMEN

Su ruta de Portland a San Francisco lo convirtió en ciclista y en 'couchsurfer'

 
EXTRACTO GRATUITO

No es ciclista profesional ni está consagrado al deporte, pero en mayo logró su cometido: recorrer mil 600 kilómetros en bicicleta en 16 días desde Astoria, al norte de Oregon, hasta San Francisco.

La travesía de Odei Zabaleta, lejos de ser un reto deportivo, significó la afirmación de su voluntad.

Durante su recorrido venció la fatiga, se adentró en escenarios naturales de ensueño, hizo de la determinación su mejor aliada y conoció muy de cerca a gente interesante, sabia y hasta algo loca.

Para hacer su experiencia diferente, se alejó de los hoteles: sólo durmió en hogares que encontró a través de la red de viajeros que comparten sus casas en el programa Couchsurfing.

Este cineasta nació en un pueblo del País Vasco hace 29 años. Creció pedaleando entre montañas. Ha vivido en Montreal, Barcelona y Berlín, siempre transportándose en bicicleta. A través del viaje recuperó su idilio olvidado con este vehículo y, de paso, se llevó un montón de buenos recuerdos.

¿De dónde nace tu pasión por descubrir lugares en bicicleta?

La bicicleta está relacionada con los mejores recuerdos de mi vida. Me gusta esa sensación de llegar a un lugar lejano gracias a tu propia fuerza y con una autonomía de movimiento increíble.

Es un modo hermoso de viajar, a la velocidad perfecta para conocer todo mejor: lo suficientemente rápido para visitar muchos lugares en poco tiempo y lo suficientemente lento para relacionarse con los espacios.

¿Cómo concebiste la idea de este trayecto con las paradas que realizaste?

La idea de hacer un viaje en bicicleta rodaba en mi cabeza desde hace tiempo y el tramo desde Portland hasta San Francisco era un fragmento de la costa del Pacífico que quería conocer.

Justo tuve unas semanas libres entre una filmación y otra, y comencé a planear el trayecto en función de los couchsurfers que me recibían en su casa y fui trazando una ruta con distancias prudentes entre una parada y otra, pensadas para pedalear entre 60 y 130 kilómetros diarios.

¿Qué tan amigable es la ruta para los ciclistas?

Hay señales en cada curva para los ciclistas, mapas que explican perfectamente los desniveles y cómo hacer el trayecto, procurando siempre ir a la orilla del mar.

La ruta es tranquila, aunque llena de pequeñas cuestas.

Curiosamente, resultó ser una ruta famosa. En Portland me encontré con lo que es como la biblia de este viaje, la guía Pacific Coast by Bicycle y resultó que mi planeación encajó con las etapas del libro,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS