'Tengo que encontrarlos porque si no, me castigan' - 2 de Mayo de 2010 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 200331631

'Tengo que encontrarlos porque si no, me castigan'

Autor:Osvaldo Robles
RESUMEN

Crónica. Entre acarreos y 'operativo carrusel' conmemoran obreros el Día del Trabajo

 
EXTRACTO GRATUITO

Desde lo alto de las escaleras del edifico del Infonavit, Narciso busca afanoso su contingente entre la multitud de gorras rojas que desfila por la calle Zaragoza hacia el Palacio de Gobierno.

Comerciante de mercados rodantes desde hace 20 años, el hombre de tez morena y bigote, que viste una playera con la leyenda "2010, CTM en el centenario de la Revolución", se muestra preocupado porque el desfile ha iniciado y no ha logrado ubicar a sus compañeros.

"Tengo que encontrarlos ya porque si no, me castigan", comenta el hombre de 43 años sin dejar de voltear al enjambre humano.

"Van a pensar que no vine, y son cuatro semanas de castigo, cuatro domingos sin vender, imagínese, ¿de dónde comemos?".

Es el tradicional Desfile del 1 de Mayo, miles de trabajadores, obreros y comerciantes informales -medio millón según su líder, el Secretario General de la CTM, Ismael Flores- se han desmañanado en un día de asueto para cumplir con una de las manifestaciones más tradicionales del corporativismo local.

La gran mayoría luce caras largas, llegaron desde las 8:00 de la mañana a bordo de cientos de autobuses y camiones que rodean el perímetro de la Macroplaza y han atiborrado los puestos de tacos mañaneros y las tiendas de conveniencia aledañas, que han tenido que restringir el acceso a 20 personas a la vez.

María, empleada de un cine local, confiesa sin pudor que ella acude para no perder su bono de puntualidad y asistencia, junto con otra serie de prestaciones.

"Pues todo mundo lo sabe, oiga, ni modo que le digamos que no es cierto, ¿quién va a venir a este solazo en su día de descanso nomás porque sí?", cuestiona.

Y tiene razón, además del medio centenar de políticos y funcionarios priistas y cetemistas ataviados con guayaberas blancas y que se resguardan del sol debajo del templete instalado en la Explanada de los Héroes, no parece haber un solo espectador ciudadano del desfile de pancartas y vivas a favor de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS