El día que Fox lloró (III) - 19 de Septiembre de 2000 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 78148992

El día que Fox lloró (III)

Autor:Guillermo Rivera
RESUMEN

La historia no narrada del 2 de Julio Miles de mexicanos acudían a las urnas ese domingo 2 de julio, pero era un reducido grupo el que más sufría las ansias. El País entero era el escenario abierto del cambio que México estaba a punto de registrar, pero el 'bunker' panista era el escenario íntimo donde el círculo allegado a Vicente Fox esperaba un resultado.

 
EXTRACTO GRATUITO

Tercera de cuatro partes

José Luis Reyes Vázquez, un ambicioso abogado de 38 años que dice de sí mismo que fue priísta y hoy es foxista, egresó de la Universidad Iberoamericana de León con empleo. A mediados de los 80, por intermediación del entonces Rector de la Ibero, Jorge Vértiz, Reyes Vázquez fue recomendado a la familia Fox como abogado.

El hoy Presidente electo se había constituido en uno de los principales patrocinadores de esa universidad en El Bajío, era incluso el presidente de su patronato, y buscaba un asesor jurídico para sus empresas.

De esa manera, Reyes Vázquez se convirtió en abogado del Grupo Fox.

Sus tareas no se limitaron sólo a eso. Pronto se hizo cargo también de los asuntos personales de Vicente: sus declaraciones patrimoniales, la asesoría sobre la parte jurídica de sus progresos políticos primero como Diputado y luego como Gobernador, y su propio divorcio de Lilián de la Concha.

La relación de Fox con Lilián de la Concha parecía estable. Todavía en 1991, cuando Fox presentó en el Teatro Juárez de la Ciudad de Guanajuato su propuesta de Gobierno para el Estado, los fotógrafos entonces captaron la caminata que encabezó Fox de la mano de Lilián, quizá en uno de los últimos momentos en que, al menos públicamente, aparecieron juntos.

Luego de su derrota en la primera intentona por conseguir la Gubernatura, Lilián lo dejó. A nivel social el acontecimiento dio mucho de qué hablar entre la sociedad leonesa.

Fox quedó prendado de la posibilidad de que ambos volvieran a entenderse de nuevo. No fue así.

Justamente, fue José Luis Reyes Vázquez quien entre 1993 y 1994 preparó su divorcio, sin juicio de por medio y ganando para Vicente la potestad de sus cuatro hijos.

En cuanto Fox llegó a la Gubernatura, propuso a Reyes Vázquez como delegado de la PGR en Guanajuato a lo que el entonces Procurador panista, Antonio Lozano Gracia, accedió de inmediato.

Hoy, José Luis Reyes Vázquez, es el coordinador del equipo de transición en materia de seguridad y justicia.

Eran la 11:00 en la Ciudad de México y Francisco Ortiz, el coordinador del área publicitaria y mercadotécnica de Fox, conversaba ya con sus propios encuestadores.

Había votado en la zona de Polanco. La guerra iba pareja.

Después del mediodía, Fox empezó a ganar puntos. A las 13:30 horas la ventaja que llevaba ya era de tres puntos.

Ortiz suspiró. Los especialistas habían comentado que a partir de una diferencia de tres puntos la tendencia podría considerarse irreversible. Los indecisos estaban decidiendo la elección.

Eso le informó Ortiz a Vicente Fox en cuanto éste pisó la Capital del País.

Fox ya no se movió del "bunker" panista. A las 12:00 del día recibió una llamada del Gobernador nayarita Antonio Echevarría. Ambos eran viejos conocidos. Coincidieron en la Coca Cola.

Dueño de una personalidad desinhibida, atípica en la política, Echevarría se había convertido en el Gobernador que mayor promoción hizo de Fox durante la campaña presidencial. Lo acompañó a Veracruz, a Guanajuato, al Zócalo mismo de la Ciudad de México e incluso, por su lado perredista, involucró también al zacatecano Ricardo Monreal en el apoyo a Fox, aunque este respaldo se guardó con disimulo, dados los celos del PRD, y particularmente de Cuauhtémoc Cárdenas, por todo lo que oliera al hombre de las botas.

"Ya ganaste, hombre", le dijo Echevarría por el auricular a Vicente Fox. "Hay que esperar", le decía Vicente. Eran apenas las 12:00 del mediodía.

Francisco Ortiz es el hombre del "marketing".

Apenas de 41 años, Ortiz había ascendido rápidamente en las filas de Televisa, especializándose en la mercadotecnia de venta de los productos impresos de la empresa.

No conocía a Vicente Fox, apenas sabía de él. Ello hasta que una oficina de "headhunters" lo invitó a entrevistarse con el candidato.

La apuesta era un reto personal. No lo dudó.

La inclusión de Ortiz en el equipo le dio un matiz nuevo a la campaña.

Fue Ortiz quien sugirió a Vicente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS