En busca de la mejor postal - 19 de Abril de 2015 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 566153834

En busca de la mejor postal

Autor:Cirze Tinajero Enviada
RESUMEN

Palm Springs, California. El valle, la ciudad y el cañón: las vistas que regala el teleférico nunca se olvidarán

 
EXTRACTO GRATUITO

CALIFORNIA.- La indicación es muy clara: "encuentra un lugar cerca de la ventana, y no te muevas". La madre le dice al hijo, mientras hacen fila para subirse al Tranvía Aéreo de Palm Springs, al este de Los Ángeles.

La orden, típica de una mamá, en este caso responde a la peculiaridad del teleférico: el suelo de sus cabinas gira lentamente, lo que permite una vista completa del entorno. Nadie necesita moverse, en realidad.

El recorrido comienza en la estación Valley, ubicada a poco más de seis kilómetros del centro de Palm Springs. Del Desierto de Colorado se pasa a la zona boscosa del Parque Estatal de la Montaña de San Jacinto en tan sólo 12 minutos y medio.

Pegados a las ventanas abundan los niños, se puede notar antes de abordar la cabina que viene de vuelta; al parecer, todas las mamás han dado la misma recomendación. Y como ellas siempre tienen la razón, no queda más que hacerles caso cuando llega el turno de acomodarse, lo cual resulta sencillo: caben 80 personas, aunque usualmente no suben más de 65 para que todos puedan disfrutar el recorrido.

Primero, se vislumbra el Valle de Coachella, que ocupa 72 kilómetros cuadrados del condado de Riverside.

El Valle es mundialmente célebre por ser sede del Festival de Música y Artes del Valle de Coachella durante dos fines de semana de abril. El de 2015 empezó el viernes pasado y culmina hoy.

También se le conoce por albergar el Parque Eólico San Gorgonio, formado por miles de turbinas generadoras de electricidad, que se mueven a ritmo de sus fuertes vientos.

Las hélices giran al mismo tiempo, coordinadísimas. Tanta perfección provoca mirarlas fijamente, queriendo ser el primero en encontrar algún error, que alguna gire antes o después, hasta quedar hipnotizado.

Como pocas veces en la vida, hay que agradecer que el suelo se mueva: de un momento a otro la vista cambia, y es entonces cuando aparecen, a lo lejos, las cuadriculadas calles de Palm Springs.

En medio de la nada, se alza una ciudad llena de palmeras, cactus y coloridos edificios que brillan...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS