Acecha sordera a la población - 24 de Agosto de 2013 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 456228646

Acecha sordera a la población

Autor:María Silva
RESUMEN

Salud y Bienestar. La contaminación auditiva provoca daños como el trauma acústico y la hipoacusia, que de no atenderse progresan irreversiblemente

 
EXTRACTO GRATUITO

La contaminación no sólo se refiere a los residuos de las fábricas u otras sustancias tóxicas que fluyen en el ambiente. El ruido también participa en la contaminación. Se estima que para el 2015 habrá alrededor de 750 millones de discapacitados en el mundo a causa de esta molestia para el oído que invade la atmósfera.

En México, aproximadamente, un 25 por ciento de la población sufre de algún grado de pérdida auditiva El tráfico, los claxones que ensordecen; los oficios en la construcción, las discotecas, ahora llamadas antros, y sobre todo, a nivel individual por el uso de audífonos de los iPods o MP3 para escuchar la música a todo volumen, trae como consecuencia el trauma acústico y la hipoacusia inducida por ruido o exposición crónica al ruido.

En el primer caso, pocas veces se toma conciencia de esta exposición única a un ruido intenso que sobrepasa los niveles permisibles para que ocurra un daño en el oído a más de 85 decibeles (dB), explica José Luis Treviño González, otorrinolaringólogo.

Si una persona tiene una exposición constante a ruido menor de 85 dB durante mucho tiempo, le va a causar también daño al oído y es lo que se llama exposición crónica al ruido, ocasionando una hipoacusia inducida por ruido, agrega el especialista.

El trauma acústico es una exposición abrupta; aguda en ese momento a un ruido intenso, y causa una lesión dentro del caracol del oído en unas células específicas para escuchar (órgano de Corti ), explica el también jefe del Centro Universitario de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello del Hospital Universitario.

Este daño se refleja en los cambios vasculares de los mecanismo internos: las células mueren y al formarse cicatrices en el área, se pierde la audición en los tonos agudos o frecuencias altas.

Inicialmente el paciente percibe un zumbido en el oído (tinitus), acompañado en ocasiones por dolor y molestia al escuchar.

"En las primeras horas del evento, el daño es reversible, pero si se deja pasar más tiempo, se hace irreversible", señala Treviño González.

Por su parte, Martha Dávalos, también otorrinolaringóloga, subraya que el trauma acústico se clasifica en grados del 1 al 4. En los primeros estadios el daño puede revertirse, pero posteriormente ya no hay mejoría, sólo queda tratar de detener el mal.

¿Te ha pasado que cuando vas a un concierto, boda o evento en donde hay mucho ruido terminas con un zumbido en tus oídos?, cuestiona la también...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS