Entrevista / Abel Barrera / Acecha a indígenas la narcopobreza - 27 de Junio de 2011 - Norte - Monterrey - Noticias - VLEX 284902319

Entrevista / Abel Barrera / Acecha a indígenas la narcopobreza

Autor:Daniela Rea
RESUMEN

Abel Barrera: Activista de derechos humanos. Alerta el director de Centro Tlachinollan sobre violencia y sujeción económica

 
EXTRACTO GRATUITO

MÉXICO.- El narcotráfico, considera Abel Barrera, representa una doble amenaza para los indígenas: por un lado, genera sometimiento económico, corrupción y violencia en sus comunidades, y por otro sirve de pretexto para la ocupación de sus territorios por parte del Ejército.

Para el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña "Tlachinollan", reconocido recientemente con premios del Centro Robert F. Kennedy y de Amnistía Internacional, el Estado mexicano ha sido hasta ahora incapaz de desarrollar una política integral para evitar que opten por sembrar enervantes en diversas regiones del país.

En el caso de la Montaña de Guerrero, remarca el antropólogo, los indígenas viven bajo el acecho de la "narcopobreza", caracterizada por la vulnerabilidad económica, el incremento de la violencia entre los propios habitantes de las comunidades y las violaciones a los derechos humanos por parte de las autoridades.

¿Cuál ha sido el impacto de la guerra contra el narcotráfico en los pueblos de la Montaña de Guerrero?

Está colocando a los pueblos en una situación de narcopobreza, un círculo perverso donde a la gente la involucran en cultivos ilícitos y detrás van las armas, la compra de mujeres, la corrupción de las mismas instituciones del Estado. Esto ha hundido más a los pueblos, los ha dividido, ha aumentado la violencia comunitaria y la justicia por mano propia se está transformando en una opción, en la alternativa más eficaz, trágica, porque no funciona el sistema de justicia del Estado.

Dentro de las alternativas de sobrevivencia, la siembra de amapola se ha transformado en una opción para la gente ante las dificultades que existen para migrar a Estados Unidos, porque no tienen dinero y necesitan mínimo 2 mil dólares para pagar el coyote. Esta falta de recursos ha convertido en una opción la siembra de enervantes.

¿Qué pasa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS